Prioridades y responsabilidades

Es difícil crear y dedicarte a tu pasión cuando tienes otras responsabilidades. Si esa es tu posición, te sugiero cambiar tus prioridades para que le entregues tu tiempo y toda tu energía a tu pasión o a ese proyecto en el que quieres trabajar.

El fracaso es algo real, así como las consecuencias de este. Pero el peor fracaso de todos es llegar al fin de nuestras vidas y darnos cuenta que nunca hicimos el esfuerzo para lograr nuestros sueños. Es mucho mejor fracasar, aprender de estos fracasos, y seguir adelante.

Todo tiene riesgo, pero si pones atención te darás cuenta que la mayoría de los éxitos, se dieron después de fracasos, mucha paciencia y perseverancia.

Feliz fin de semana!

Sobre el coronavirus, una nota del futuro

Hola amigos.

El brote en Estados Unidos del virus COVID-19 comenzó aquí en donde vivo, en Seattle, Washington y durante un tiempo, esta ciudad fue el epicentro de la pandemia en los Estados Unidos.

Hoy, la ciudad de Nueva York sostiene este titulo, y espero que las cosas mejoren allí, y en todas partes. La ciudad de Nueva York está experimentando lo peor de este virus, y todos necesitan nuestra ayuda. La mejor manera de ayudar es escuchar y actuar a tiempo para evitar que ocurra lo mismo en tu ciudad.

Escribo esta carta desde el futuro para hacerte saber, de mi propia experiencia en Seattle, lo que está a punto de suceder en tu ciudad y para evitar que te enfermes y contribuyas a estresar el sistema de atención médica en tu ciudad.

La pandemia COVID-19 es real, está tomando la vida de muchas personas, y mientras las personas mayores están en mayor riesgo cuando se infectan, muchas más personas con otras condiciones de salud también están en un mayor riesgo de muerte por ese virus.

Las personas de todas las edades con las siguientes condiciones están en riesgo:

– Personas mayores de 65 años

– Personas que viven en un hogar de ancianos o en un centro de atención a largo plazo

– Otras condiciones de alto riesgo podrían incluir:

– Personas con enfermedad pulmonar crónica o asma moderada a grave

– Personas que tienen enfermedades cardíacas con complicaciones

– Personas que están inmunocomprometidas incluyendo tratamiento de cáncer

– Las personas de cualquier edad con obesidad grave (índice de masa corporal [(BM] I) ≥ 40) o ciertas afecciones médicas subyacentes, especialmente si no están bien controladas, como las que tienen diabetes, insuficiencia renal o enfermedad hepática también pueden riesgo de riesgo

– Las personas embarazadas deben ser monitorizadas, ya que se sabe que están en riesgo con una enfermedad viral grave, sin embargo, hasta la fecha, los datos sobre COVID-19 no han mostrado un mayor riesgo

Fuente: CDC

La idea de pedirle a la gente que se quede en casa, evitar reuniones, que solo hagan viajes a la tienda cuando sea necesario, etc., es una medida para ayudar a prevenir la propagación de este virus contagioso. Es esencial hacer esto para ayudar a evitar infectarnos a nosotros mismos, y a nuestros seres queridos que pueden estar en un mayor riesgo de morir por ello.

Una de las razones para evitar que más personas se infecten es también evitar contribuir a que un alto volumen de personas sean hospitalizadas. Las personas que van al hospital debido al virus requieren ventiladores y camas de hospital, y estos recursos ahora son escasos en lugares como la ciudad de Nueva York, Seattle, ciudades de Italia, España y otros, se ha convertido en un gran problema.

Debido a un alto volumen de pacientes dentro de un corto plazo, los hospitales se ven rápidamente abrumados y cortos en el número de camas, ventiladores, trabajadores sanitarios y equipo de protección personal de que disponen.

En ciudades como la ciudad de Nueva York y Seattle, los gobiernos locales están utilizando recuriendo a medidas drásticas para construir hospitales en aparcamientos vacíos, gimnasios, estadios, barcos militares, y otros espacios disponibles.

Esto está sucediendo, y si aún no está sucediendo en tu ciudad, sé consciente de que es únicamente cuestión de tiempo. Es muy frustrante que uno de los mayores problemas en estas ciudades es la falta de equipo medico y de personal adecuado para atender a las personas infectadas. Los gobiernos locales pueden prepararse con tiempo para que esto no les pase de sorpresa.

¿Qué puedes hacer tu para reducir el riesgo de que algo como esto suceda en tu ciudad? 

La respuesta es la misma recomendación que los expertos en salud han estado recomendando desde hace meses:

– Quédate en casa

– Evitar reuniones de personas

– Lávate las manos

– No toques tu cara (ni la de nadie más)

– Desinfecta superficies comúnmente usadas (mesa de cocina, sillas, pomos de puerta, etc.)

– Haz menos viajes a las tiendas para conseguir comida y otros elementos esenciales

– Usa una máscara y guantes al salir y entrar a las tiendas, esto te mantendrá a salvo y a las personas que trabajan en estas tiendas.

¿Qué pueden hacer las ciudades y los gobiernos locales?

– Busca lugares para ponerse de pie hospitales temporales en caso de que surjan las necesidades

– Cerrar negocios no esenciales

– Busca formas de proteger a los trabajadores sanitarios, y personas que trabajan en estos negocios esenciales

– Adquirir equipo medico como ventiladores/respiradores, camas de hospital y equipo de protección personal para todos los trabajadores sanitarios, doctores, enfermeras/os y voluntarios.

Mientras que los números parecen estar ralentizando en algunos lugares, la realidad es que el brote sigue siendo intenso, y los números siguen aumentando. Podemos proteger a nuestra familia, amigos, empleados y nuestra ciudad siguiendo las recomendaciones sugeridas anteriormente.

Ayudar a evitar difundir el virus COVID-19 es algo que todos podemos ayudar a lograr; es un objetivo factible, y mientras es difícil quedarse en casa, no hacerlo va a resultar en problemas que el día de hoy estamos experimentando en otras ciudades que ya pasaron por esto.

Mi familia en México y en otras partes de los Estados Unidos no se lo han tomado en serio, tal como el Presidente de México que hasta hace unos días invitaba a la gente a que se abrazara y convivieran en persona.

El motivo de esta nota salió de ver la incredulidad de algunos familiares, amigos, y del propio presidente de México, se que esto solo empieza en México y espero que con esta información se den cuenta que esto no es un cuento y que actuar a tiempo, podrá salvar muchas vidas.

Entiendo que mucha gente en México no tiene el dinero ni la oportunidad de quedarse en casa, y es por eso que el gobierno, las empresas, y particulares con los recursos deben de ayudar a todas esas personas que no pueden dejar de trabajar porque no tendrían dinero para vivir.

No se trata de dejarlos enfermar y potencialmente morir, se trata de tomar esto en serio y ayudar a todos aquellos que necesitan ayuda monetaria para subsistir si se quedan en casa sin trabajar.

Podemos vencer esto; todos podemos ayudar cuidando de nosotros mismos y de los que nos rodean. 

Quédate en casa, lávate las manos, no toques la cara y por favor, evita medios negativos y noticias falsas sobre esta pandemia.

Abrazos.

Cómo consumir libros mientras caminas, manejas o lavas los platos. Una pista: audiolibros.

La cuestión es que, por mucho que se disfrute leyendo libros de papel y también libros en el Kindle, es casi imposible y muy irresponsable hacerlo mientras caminas, lavas los platos o conduces tu automóvil, realmente no es seguro ni conveniente. Ahora, he sabido sobre audiolibros por un tiempo, pero por alguna razón, no había probado estos hasta hace poco. Sin embargo, escuchar podcasts mientras conduzco, camino, o lavo los platos, es algo que he estado haciendo durante mucho tiempo. Escuchar audio mientras realizas otras actividades físicas o muy repetitivas no solo es posible, sino que también es agradable, y sí, realmente lavo los platos a mano en casa para poder escuchar podcasts y audiolibros.

Los audiolibros cruzaron mi vida durante un viaje por carretera a Florida el año pasado, cuando experimenté escuchar un audiolibro de principio a fin mientras conducía durante varias horas desde Texas a Florida.

El audiolibro fue “Becoming” por Michelle Obama, mi esposa me había pedido que lo comprara, así que terminamos escuchándolo durante este viaje por carretera. El libro fue largo pero muy entretenido y emocionante, en general fue genial. Aprendimos mucho sobre Michelle Obama, y ​​también sobre su esposo, el presidente Obama. Pero lo que más me sorprendió fue que el formato de audio era realmente fácil de seguir, realmente lo disfrutamos. Y esto es todo lo que necesite para engancharme con los audiolibros.

Lo siguiente que hice después de eso fue comprar otro libro, Sapiens. De animales a dioses: Una breve historia de la humanidad por Yuval Noah Harari, este es un libro que quería leer desde hace ya un tiempo y desde que supe que iba a conducir desde Austin, TX a Seattle, WA, pensé que sería una excelente manera de pasar las horas manejando, escuchando este libro. Lo fue, y ahora es uno de mis libros favoritos que he escuchado o leído en este año, hasta la fecha.

Lo que pasa con los audiolibros es que, aunque no están tan pulidos como los podcasts, son una muy buena manera de consumir libros, especialmente si no puedes encontrar el tiempo para sentarte y leer. Ahora, para mí, los audiolibros no son un reemplazo de los libros en papel o Kindle, pero definitivamente son una opción cuando quieres consumir un libro mientras haces una actividad donde la lectura no es una opción.

Al final, lo que recomiendo es que consumas más libros, en forma de audio, o leyéndolos, no importa, simplemente hazlo. Elimina todas las barreras que te impiden aprender y descubrir cosas nuevas comúnmente ocultas en libros y/o audiolibros.

Recientemente escribí sobre cómo la lectura te ayuda a encontrar el éxito, la publicación está en español, pero puedes traducirla fácilmente o esperar hasta que publique una versión en inglés. Ve a leer y a escuchar más.

Anuncio: Pruebe Audible y obtenga dos audiolibros gratis

¿Quieres tener más éxito? Lee más.

library

¿Saben una cosa? En toda mi vida nunca he conocido a una persona con éxito financiero que no lee en abundancia. Leer te ayuda a tener un conocimiento amplio de la vida, de los negocios, de la ciencia, y cualquier otro tópico que leas. En mí opinión, si quieres tener éxito, tienes que aprender a leer en abundancia y con gusto.

Una forma fácil de hacer esto es leer cualquier cosa que sea de tu interés, si lees sobre algo que te guste, le encontraras el gusto a la lectura y con tiempo leerás sobre una variedad amplia de tópicos, y con gusto.

La lectura también amplia tu vocabulario, y te ayuda a entender y a obtener puntos de vista distintos y variados. Las personas que leen normalmente tienen una mente más abierta y no pierden tiempo en discusiones innecesarias. El conocimiento adquirido por la lectura te ayuda a entender otros puntos de vista, y te da la habilidad de discutirlos con inteligencia, sin enojarte.

Además, leer puede ser muy placentero y excitante, una vez que adquieras el gusto por la lectura, te sorprenderás de ese mundo tan interesante y misterioso que puedes encontrar en muchos libros.

Ad:

Trata Audible y recibe dos Audiobooks gratis.

¿Quieres aumentar tu sueldo más de 50%? Busca trabajo en otra empresa.

En todos los años que tengo trabajando como programador o desarrollador de software, los mejores aumentos los he recibido cuando he cambiado de trabajo. Así es, y no me refiero a un cambio de posición en la misma empresa, me refiero a cambiar de empresa a una posición similar o mejor.

El problema con esperar un aumento de sueldo substancial en la misma empresa es que no es algo común. ¿Es posible? Claro que lo es, pero significaría un cambio drástico en tu posición para entrar a una categoría de sueldo diferente en la empresa.

En los últimos 20 años, cada cambio de trabajo con una empresa diferente ha significado un aumento de sueldo muy bueno. Por ejemplo, cuando obtuve mi segundo trabajo de programador, mi sueldo era aproximadamente $50K al año. Después de cambiar de empresa, en una posición similar mi sueldo aumento a aproximadamente $65K. Un par de meses después, y cansado de manejar por más de una hora de ida al trabajo y una hora de regreso, busque otro trabajo más cerca de casa y lo encontré. En este nuevo trabajo pude negociar un sueldo de $80K al año.

En el verano del 2005, pude lograr un aumento de sueldo de $30K, un aumento de sueldo de 60%, en solo 2 meses. Anterior a esto, mi aumento más grande había sido siempre de un 2-3% al año.

Durante 3 años, mi sueldo no cambio mucho, pero como me gustaba mucho mi trabajo, nunca me importo. Además, ganando $80K era todavía como un sueño para mí en esos años. Alrededor del 2008 perdí mi trabajo debido a varias cosas, pero principalmente, fue debido a la recesión que sufrimos en el 2008.

Para fines del 2009, y después de buscar un nuevo trabajo por fin encontré uno, un poco lejos de casa pero el sueldo era de $85K y sin pensarlo más, acepte la oferta. Después de unos meses, me ofrecieron otro trabajo que estaba más cerca de casa, tome la entrevista y acepte el trabajo con un sueldo de $90K.

Cuando estábamos a punto de entrar al año 2011, me contacto una empresa por medio de LinkedIn, era para trabajar en una empresa con oficinas en el centro de Austin, TX, una área en la que siempre había querido trabajar, y además me ofrecían acciones de la empresa ya que la empresa tenia planes de hacerse publica en los próximos meses.

En ese entonces, sabia que eran las acciones pero no tenia idea de cómo me beneficiarían, acepte el trabajo con un sueldo de $105K y las acciones. En ese entonces, recuerdo lo feliz que estaba de haber alcanzado un sueldo de seis figuras¡ Imaginate, solo 5 años atrás, ganaba solo la mitad por año. Lo que no sabia, es que una vez que la empresa se hiciera publica y las acciones obtuvieran un valor real, mi compensación por año seria mucho más de los $105K que me ofrecían de sueldo.

Pasaron unos años más, cuatro para ser exactos, y aun cuando este trabajo fue algo que disfrutaba mucho, ya necesitaba un cambio. Pase un par de meses pensando en cuál seria mi próximo trabajo, aplique para varias empresas, incluyendo unas muy grandes y reconocidas como Amazon y Microsoft. Obtuve entrevistas, vuelos y otros gastos pagados para ir a entrevistarme con Microsoft, pero no fue hasta después de un par de meses que me contactaron de una empresa localizada en Chicago. Esta empresa me ofrecía un trabajo remoto, un trabajo en donde yo estaría trabajando desde casa todo el tiempo. Acepte.

Hasta la fecha de hoy sigo trabajando en esta empresa, ya tengo un par de años aquí y he estado trabajando desde casa desde entonces. Esto me ha dado mucha flexibilidad a mi familia y a mí para viajar por el mundo. No les voy a compartir los detalles de mi sueldo pero como les digo, los mejores aumentos siempre han sido cuando cambio de trabajo.

He aprendido que trabajar en el mismo lugar tiene sus beneficios, pero también puede limitar tu habilidad de aumentar no solo tu sueldo, pero tu compensación en general. También, trabajar en un mismo lugar por mucho tiempo limita tu oportunidad de aprender, a menos que trabajes para una empresa en donde puedes cambiar de posición constantemente y avanzar en tu profesión.

En lo personal, trabajar de 3 a 5 años para una misma empresa es un buen tiempo para maximizar tu sueldo y aprender cosas nuevas. Después de este periodo, no es mala idea buscar por nuevas oportunidades. Claro, siempre existen excepciones y razones validas para quedarse en un trabajo. Pero si maximizar la cantidad de sueldo y aprendizaje es algo que te interesa, no te quedes en un mismo trabajo, pon ojo a las oportunidades que existen y trata de conseguir tu nuevo trabajo sin dejar el que tienes.

El dinero no lo es todo en la vida, creo que la mayoría de nosotros entendemos y aceptamos eso. Pero si eres joven y estas tratando de ascender en tu profesión, no tengas miedo al cambio, busca las mejores oportunidades para ti, y aprende a buscar trabajos que no solo te ofrecen buenos sueldos pero también otras cosas que a veces pueden tener más valor monetario, como las acciones, programas de retiro, entre otras cosas.

Feliz fin de semana.